Altaplana, world of Francois Schuiten and Benoit Peeters

the impossible & infinite encyclopedia of the world created by Schuiten & Peeters

User Tools

Site Tools


Sidebar

Main menu

Browse dictionary

Browse in logical order:
Persons | Cities | Albums | More...

Browse in chronological order:
Timeline | Obscure Timeline | New pages

Browse in alphabetical order:
A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | XYZ


Visit also

Visit Catalogue

Visit Office of Passages

Visit Atlantic 12


Follow us!

Visit altaplana on Facebook Visit altaplana on Google plus Visit altaplana on twitter


Volver a París I y II

Edición original:Revoir Paris Tome 1, Revoir Paris Tome 2, Casterman Edición nacional/ España:Norma Guión:Benoît Peeters Dibujo:François Schuiten Formato:2 tomos en Cartoné, 64 Páginas Precio:20 € cada tomo

Benoît Peeters y François Schuiten nos traen una nueva obra dividida en dos álbumes realizados entre el 2012 y el 2016. Como toda su obra disponible, está editada por Norma. Volver a París no forma parte de Las ciudades oscuras aunque comparte las mismas características tanto argumentales como visuales que son habituales de los autores.

Benoît Peeters y François Schuiten son los creadores de Las ciudades oscuras, una de las series más fascinantes de la BD. Comienza en 1983 con Las murallas de Samaris y hasta la fecha lleva 11 álbumes editados además de varios libros ilustrados y algunas obras audiovisuales. Benoît Peeters compatibiliza su labor de crítico y estudioso del cómic con la escritura de guiones para otros autores como Boilet. François Schuiten a su vez había ilustrado otros cómics como la serie Las Tierras Huecas con guiones de su hermano Luc o Cymbiola y Rail con guiones de Renard.

La joven Kâhrin lidera una larguísima misión con el objetivo de viajar a la antigua Tierra para descubrir cuál es su situación actual. Ella es parte de los habitantes de una arca que transporta a una parte de la humanidad que decidió huir antes la destrucción del hábitat de la Tierra. En la nave, Kâhrin es la única despierta, también viajan unos cuantos ancianos en letargo para resistir el prolongado viaje.


No forma parte de Las ciudades oscuras pero podría hacerlo, tal vez por tener un inicio tan de ciencia ficción y al no ser París una ciudad imaginaria decidieron hacerlos independientes. Estamos ante una historia que mezcla muchos de los tópicos de la ciencia ficción mas hard (Tenemos un arca en la que viaja parte de una raza que huye de su planeta, ascensores espaciales, ciudades dentro de cúpulas,etc.) con una estética más steampunk, retrofurista acorde con la usada por Schuiten en Las ciudades oscuras. Como todos los álbumes de Benoît Peeters y François Schuiten está pensado más para ver que leer y éste en particular parece realizado a mayor gloria del dibujante. Guión pausado de ritmo lento con tiempo para detenerse en los detallados dibujos. Los guiones de Peeters acostumbran a ser fríos pero éste lo es todavía más.

La historia puede dividirse en dos partes: la que se desarrolla en la nave y la que se desarrolla en la Tierra. La primera parte ocupa gran parte del primer álbum y el resto es para la otra parte. En la primera parte, Kâhrin gracias a las drogas alucinógenos comienza un viaje onírico por el París que conoce por los relatos e ilustraciones de los libros y grabados de principio del siglo XIX y que dista mucho del real. Schuiten nos regala unas maravillosas planchas imitando el estilo de los ilustradores y grabadores de esos libros. Su objetivo en el viaje es conocer sus orígenes ya que durante toda su vida en el Arca siempre se ha sentido como un bicho raro debido a su origen. Esta soledad recuerda a otros relatos de este tipo como Solaris aunque aquí la soledad y la introspección es buscada por Kâhrin para encontrar sentido al encarar su futuro. El diseño de la nave recuerda a los de Moebius en El Incal y lo mismo pasa con varios elementos más que vemos en el ascensor espacial.

La otra otra parte de la historia es la que trascurre en la Tierra. El viaje hasta París por un escenario postapocalíptico muy deudor del Bilal pero sin sus grises que devoran todo. Cuando llegamos a París, Schuiten demuestra toda su capacidad de invención para imaginar ciudades bellísimas eclipsando a la historia que pierde parte de su interés. Imposible no quedarse a contemplar los mil detalles de los edificios que nos nuestra. Es un París real e irreal a la vez, al que volver mil veces. Y a partir de aquí el guión se convierte en un Mcguffin destinado a que Schuiten nos pueda mostrar todo su París imaginario.

Todas las ciudades creadas por Benoît Peeters y François Schuiten me parecen fascinantes y evocadoras pero aquí eso no se da. Tal vez porque al basarse en una ciudad real no me transporte a esas otras que tanto me recuerdan a los relatos de Lord Dunsdany. Sin embargo gráficamente sigue siendo fascinante. Y no solo en la arquitectura tenemos unos jardines en París que nos recuerdan a los mejores cuadro impresionistas. El guión esta plagado de buenas ideas que merecerían más desarrollo (los viajes oníricos, el museo de edificios históricos) no acaba de emocionar.

Muy buena edición de Norma como suele ser habitual en ellos. Sin embargo no acabo de entender porque Kâhrin pasa a llamarse Karim en el segundo álbum. Desconozco si en la edición original sucede lo mismo.

Impresionante díptico en cuanto a la parte gráfica que se queda algo cojo en cuanto a guión. Fascinará a quien le gustaría pasearse por un París distinto y a los que disfruten de los diseños arquitectonicos de Schuiten. Pero si alguien quiere leer lo mejor de los autores que empiece por Las ciudades oscuras.

Original article by Diego García Rouco, published at May 10, 2017.
Read the original publication at Zona Negativa